LA LOMCE, LAS TIJERAS DE WERT

Ha pasado un curso desde que comenzó la aplicación de la LOMCE y el único efecto visible ha sido el gran tijeretazo que ha dado a toda la comunidad educativa.

Esta ley ha recortado la ilusión de gran parte de la comunidad educativa, si todas  las reformas implican un cambio que siempre suponen una mejora y despiertan en quien las lleva a cabo una subida de ilusión y motivación, esta ley ha sido un jarro de agua fría para todos, no siendo aceptada por los sectores educativos , imponiéndola a todos, así no se puede legislar en educación. Durante el pasado curso los maestros y equipos directivos dedicaron demasiadas horas a trabajos burocráticos y administrativos, suponiendo una carga extra en su horario, restando tiempo a su labor fundamental que es el trabajo de aula.LA ILUSIÓN de todos, quedó bastante tocada.

La LOMCE también recorta uno de los ejes fundamentales de la gestión de un centro educativo LA PARTICIPACIÓN. Si ésta había sido uno de los grandes logros del sistema educativo, creando en los centros espacios con grandes niveles de democracia participativa, ahora viene WERT y al director lo colma de atributos, autoridad y poderes sin tener en cuenta al claustro, consejo, AMPAS, alumnos. Mal se las verán los directores que tengan que echar mano de esta ley para desarrollar su proyecto de dirección, los centros necesitan líderes más que gerentes, dinamizadores más que burócratas, que sepan consensuar y tengan que recurrir solo a la norma cuando hayan agotado todas las vías de diálogo.

Otro de los grandes recortes ha sido LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD, ha costado mucho entender a los docentes que todos sus alumnos no eran iguales, que eran diferentes y que además la heterogeneidad en el aula era un valor positivo .Pues llega la LOMCE, y a través de todo un sistema de coladores y trampas colocados a lo largo del camino educativo, conseguirá en muy poco tiempo homogeneizar las clases, los colegios, los resultados, y ¿qué pasará con todos aquellos alumnos que se vayan quedando atrapados en las trampas del camino?

La ley le tapona el camino, no dispondrán de atajos o senderos más fáciles para llegar a la meta a aquellos alumnos que tengan algún tipo de dificultad, el abandono y el fracaso escolar será su premio.

LA GLOBALIZACIÓN  ha sido también objetivo claro de la tijera de WERT, en infantil y primaria, es fundamental presentar a los niños los contenidos globalizados a partir de proyectos, con el fin de que sean atractivos e interesantes para ellos, qué difícil es aprender aquello que no dice nada, que no es motivante, ilusionante… Pues llega esta ley y separa sociales y naturales, adelanta contenidos, la música se tambalea, es una barbaridad que alumnos de primero tengan 8 materias distintas, se rompe aún más la brecha entre infantil y primaria y por último hay que preparar a los alumnos para la reválida, olvidando que es más importante la reválida de la vida y pará ésta la LOMCE qué poco espacio le dedica.

Este curso la ley campará ya a sus anchas por todo el sistema educativo, intentará llevarse por delante muchos logros conseguidos por movimientos de renovación, por profesionales que han dedicado muchas horas extra a mejorar, a innovar, a humanizar la educación, ojalá estos valores tengan cimientos sólidos y el vendaval WERT no se los lleve por delante ¡GANAREMOS TODOS!

Anuncios

Un comentario en “LA LOMCE, LAS TIJERAS DE WERT

  1. Remedios Alonso López

    ¡Cómo se nota que ERES MAESTRO, amigo! Pero un maestro auténtico, de verdad, de los que no quedan muchos. Y lo digo en presente, pues el maestro vocacional nunca termina su labor docente, aunque los años y el cese del ejercicio activo se empeñen.
    Suscribo todas y cada una de las líneas que escribes, fruto de tu pensamiento, experiencia y convicción.
    Es verdad que esta ley nos priva de principios básicos de la escuela; pero los que amamos esta “profesión” no nos dejaremos vencer tan fácilmente y aunque tengamos que malgastar mucho tiempo en asuntos burocráticos, ni Wert, ni nadie de su estirpe podrá con el calor de las aulas, donde por fortuna seguimos contando con niños, que si bien son también producto de esta sociedad, no entienden de tijeretazos y grandes informes estadísticos y solo esperan a un maestro o maestra que les quiera y les ofrezca todo lo mejor.
    Estos burócratas, que nunca se molestaron en indagar en la mente infantil y por supuesto no recuerdan su niñez, podrán con nuestro tiempo y tal vez con nuestra paciencia en casa; pero jamás con nuestra ilusión de ofrecer todo lo mejor de nosotros a nuestros alumnos y pese a las dificultades y trabas, ejercer de la mejor manera que sepamos esta labor que tanto amamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s