PÁJAROS EN LA CABEZA (Taller de Raúl Vacas)

SI FUERA PÁJARO…..

Si fuera pájaro me gustaría ser golondrina. Me encanta su plumaje negro y blanco rematado con rojo anaranjado debajo del cuello, siempre dispuesta a volar y volar, su vuelo rápido, madrugando antes de la salida del sol, anunciando el amanecer con sus trinos y gorjeos, siempre he preferido la mañana.

Ave rural y urbana, disfruta del campo y la ciudad, sus nidos son balcones desde donde observan lo que pasa a su alrededor siempre desde la alturas, los hacen compartidos, amasando bolas de barro que pegan con gran habilidad.

Comen volando sin necesidad de parar, no le hace falta ni mantel ni delantal, lo mismo que hago cuando me pongo a caminar y el bocata me como en un plis plas. Para descansar se posan en los cables, le gusta comunicar.

Por último le gusta viajar, cambian de lugar y eso me apasiona, aquí llegan para recordarnos que el frío invierno llega a su fin, que empieza la primavera, será por esto y mucho más que las golondrinas han estado muy cerca del hombre y le han inspirado prosa y poesía.

TEXTO SOBRE UN PAJARANTE. (UN NUEVO PÁJARO)

El dronino es un pájaro de pico fino y plumaje azul marino, lo que le permite pasar totalmente desapercibido cuando miramos al cielo.

Pájaro bastante cotilla, le encanta quedarse quieto observandoDSC03608 lo que pasa a su alrededor, incluso se atreve a espiar la conducta de los ciudadanos.

Tal es su habilidad que las fuerzas de seguridad lo están adiestrando para realizar trabajos de investigación para esclarecer determinados delitos, especialmente los cometidos por personas con demasiados pájaros en la cabeza.

Es por ello, por lo que hay estar atento y mirar fijamente al cielo de vez en cuando, podemos tener encima un dronino que está violando nuestra intimidad.

ESCRIBE UN TRINO (TWEET) La golondrina a la abubilla

Mi querida abubilla, te he visto esta mañana un tanto despeinada, ¿te ha pasado algo? Siempre me admira tu cresta en forma de abanico, sin un pelo fuera de su sitio, ibas hecha un adefesio.

 

 

ESCRIBE UNA HISTORIA QUE COMIENCE…

Érase una vez una niña con la cabeza llena de pájaros. Un día salió de casa para ir al instituto, pero al dar la vuelta a la manzana, su cabeza comenzó a volar y volar, decidiendo rápidamente posarse en el parque. Llevaba varios noches con la cabeza alterada, así que se sentó y trató de de poner en orden sus pensamientos y para ello no tuvo más remedio que ordenar su enorme pajarera en que se había convertido su chilostra.

Una vez tranquilizada la algarabía, volvió a casa, se puso la minifalda, camiseta ajustada y zapatos de tacón y voló al instituto, donde le esperaba su pájaro azul, pero al verla su pájaro voló y de él no volvió a saber nada.

Así que regresó a su jaula, donde aún tenía muchos pájaros que atender, llamó a sus amigas para cotorrear un poco y tal vez volar a la realidad. Al verla llegar las cotorras callaron , transformándose en buitres carroñeros, aprovechó entonces para que ellos le sacasen sus pájaros de la cabeza. ¡Qué liberación!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s