UNA ENCINA VIAJERA

Prometí hace unos meses escribir en esta ventana un relato dedicado a las encinas, a veces, sin saber por qué al enfrentarte a una tarea por obligación, hace que la creatividad se resienta. Me ha ocurrido a la hora de relatar acerca de la encina y los encinares, y ello ha sido porque mi subconsciente no me permitía fallar al escribir de un árbol tan emblemático y sentimental para mí.

DSC04052
Encinares en el teso de El Manco

Escribir sobre un tema te permite ordenar tus conocimientos, tus experiencias, tus reflexiones, consiguiendo mejorar la opinión que tienes sobre él. Sabía cosas de la encina su imagen, su tronco, su inseparable unión a la dehesa salmantina,…pero no sabía que este árbol tan arraigado en Salamanca además de formar parte de su escudo, haya dado su nombre a nada menos que seis pueblos de la provincia :La Encina, Encinasola de los Comendadores, Encinasola de las Minayas, Encina de San Silvestre, Encinas de Arriba y Encinas de Abajo.

DSC04043

He aprovechado que han plantado la encina en el lugar que ocupaba el Árbol Gordo para darle la bienvenida, darle ánimos para adaptarse a su nueva ubicación y desearle lo mejor a este nuevo vecino del pueblo, que ya mismo se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Ha sido una  buena elección, realizada por votación popular, pues este árbol forma parte de nuestro entorno, embelleciendo con su presencia todos los caminos, cerros y tesos de los alrededores de Ciudad Rodrigo.

Es la encina (Quercus ilex) un árbol de desarrollo lento, han de pasar muchos años para que su altura, su tronco, su copa, su sombra, sean significativas, le cuesta dejar su entramado de carrascas y coscojas para decirse por sí sola a estirarse hacia el cielo. De copa ovalada y achatada proyecta una sombra perfecta para soportar los duros rigores del verano, ideal antiguamente para ser comedor perfecto de gañanes, segadores, jornaleros, para acarrar las ovejas, echar la siesta,..

DSC04060-001Quizás estos sean tus mejores atributos para iniciar triunfalmente tu andadura urbana. Sí que es cierto, que no eres un árbol urbano, asociado siempre para tapizar cerros y montes, viendo corretear los cerdos bajo tus ramas en la montanera, pero tienes tanto que aportar, que ello te ayudará a superar la tristeza de haber dejado tu monte de Pedrotoro. Desde la lejanía tantos años divisando la ciudad, quién te iba a decir que un abrir y cerrar de ojos un camión te  llevaría en volandas, carretera abajo, hasta la ciudad.

Sustituyes al emblemático Árbol Gordo, y eso ya supone un plus de autoestima, tu porte, copa y sombra permitirán dar cobijo a paseantes y tertulianos que seguirán utilizando tu espacio para conversar, dialogar; seguirá siendo un lugar de encuentros, de bienvenidas y despedidas, a pesar del WhatsApp.

Seguirás siendo el Árbol Gordo, a pesar de que tu tronco aún no lo sea, tienes tiempo para engordar, tienes mucha historia bajo tus raíces que te motivará para crecer cuanto antes, serás un árbol femenino y eso añade a tu presencia un nuevo matiz a este espacio tan democrático de la ciudad, quizás sepas darle aún más un toque conciliador, sensible,  de nexo entre la ciudad amurallada y los arrabales.

 

También serás un árbol que tendrá frutos, tus flores serán polinizadas por las abejas, las bellotas irán creciendo y engordando, en el otoño caerán maduras, marcando mejor el paso de las estaciones, una de las funciones de los árboles urbanos, tan necesarios y a veces tan olvidados e ignorados por los transeúntes.

A pesar del duro esfuerzo que has de realizar  para enraizar y prender, pronto lo verás recompensado con el cariño de los mirobrigenses y forasteros. ¡Ánimo!

 

Clavabas tu miradaDSC04061-001

en la ciudad amurallada

siempre tan callada

esperando una llamada

hasta que llegó el camión.

Sentiste emoción

al cambiar de ubicación,

coqueta y presumida

ya te sientes querida.

Anuncios

6 comentarios en “UNA ENCINA VIAJERA

  1. Robleanu

    Bueno no tiene na que vel con el olmu que se seco , pero menus da una piedra.A vel si prendi y guelvi a sel el situi de encuentru pa tol mundu. Con lo lentu de su desarrollo . los que ya andamus palli arriba de añus ya no la veremus gorda. ( Si es que prendi).

    Me gusta

  2. Se te han colado unos versos al final que le dan el toque personal a la encina. Ya es un vecino más y tendréis que decidir ahora, cuando sea su cumpleaños, desde que número empezáis a contar. ¿Los años de experiencia en el monte de Pedrotoro cuentan? ¿Celebraréis su primer cumpleaños el años próximo?

    Me gusta

  3. Maria Teresa del Río Herreros

    Muchas gracias, Antonio, Cada escrito tuyo es una lección de las que te hacen sentirte en el lugar y al lado de un buen amigo. ¡Animo! No dejes de recrearnos con tus experiencias y conocimientos. Un abrazpo

    Me gusta

  4. Maria Teresa del Río Herreros

    ¿Qué tal estáis pasando el verano? Sobre todo vuestros padres, estos calores para las personas mayores son tremendos. Antonio, tus artículos me encantan, sin conocer muy bien la región, -algo si que conozco- me estoy familiarizando con ella. Para tu violación has cogido una actividad preciosa. No te canses, sigue con ella. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s