UN JARDÍN NATURAL RODEANDO LA CIUDAD

Ya lo dijo Machado, la primavera es la estación que nos regala todos los años un milagro. Este año, el regalo ha sido especial, en cuanto a calidad y duración en el tiempo. No es normal tanto derroche de olor y color en estas latitudes a final de mayo, o cuando menos ya se nos había olvidado una primavera tan florida.

Recorrer huertas, fincas y caminos alrededor de la ciudad es disfrutar de unas imágenes pocas veces contempladas, en un primer plano un mantel de variedad de flores, al fondo la ciudad dorada por el sol.

Sería bueno que la gente aprovechara estos días para disfrutar el paseo por el río, por la muralla, con los tesos y cerros verdes, con las encinas con diferentes tonalidades de verde gracias a sus flores, todo un espectáculo maravilloso, que lo tenemos tan cerca y además gratis, quizás por ello no lo valoremos en su justa medida.

La bandera de España, la bandera republicana, la del Vaticano, del Barca, del Atlético, esta primavera todo lo ha coloreado, hay un derroche de verde en todos los alrededores de la ciudad, excepto donde el herbicida ha quemado hasta el suelo. La siega de la hierba en los glacis y fosos nos está permitiendo disfrutar de unas imágenes idílicas, más parecidas a las ciudades del norte que a las de la estepa castellana.

He salido a  fotografiar la ciudad detrás de las flores, una oportunidad que esta primavera loca nos está regalando, antes de que el sol de una pincelada, tiña de amarillo uniforme todo lo que encuentre a su paso, que no será tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s