ILUSIONES DEL VERANO EN SU DESPEDIDA

Llegaba siempre a la misma hora desde que el verano se hizo dueño del tiempo. La terraza a esa hora disponía de bastantes sillas vacías, por lo que no le resultaba muy complicado coger siempre la misma.

Traía un paquete de tabaco y un mechero por equipaje, colocándolos con gran delicadeza sobre la mesa, pues no en vano, la mayoría de las noches, serían sus compañeros de terraza.

A pesar de que cambiaba el bar de camareros, todos lo conocían, sirviéndole su whisky con hielo en un vaso de tubo, encendiendo su winston y colocando el paquete sobre el vaso, quizás para no desperdiciar nada del aroma del licor. Apoyado sobre el respaldo, en posición exageradamente vertical, su mirada perdida se dirigía hacia la televisión que no veía y la puerta por donde se intuía que en cualquier momento saldría la persona que cada noche estaba esperando y nunca llegaba.

Bebía acompasadamente con sorbos cronometrados perfectamente, acompañados de caladas del cigarro que no le distraían de lo principal: la puerta. El tiempo aumentaba las horas y disminuía el volumen del vaso, ante lo cual, solo la simple mirada al camarero, le permitía rápidamente recuperar el volumen perdido. Cuando su especial contador le avisaba que ya había ingerido la correspondiente dosis de alcohol y nicotina, pedía la cuenta, siempre con la mirada puesta en la puerta, pagando al levantarse, llevando tras de sí unas mejillas más sonrosadas que cuando llegó, acompañado de un nuevo desengaño, que le animaba para que  el día siguiente volviese a intentarlo.

Cuando el verano ya llegaba a su fin, lo vi levantarse, antes de marchar, en su rostro se dibujó una leve sonrisa, al fin consiguió salir su personaje de la televisión dirigiéndose ambos hacia la puerta. Aunque tarde, el verano colmó sus ilusiones.

Y pensar que tendrá que llegar de nuevo el verano para ilusionar a más de uno.

 

Anuncios

6 comentarios en “ILUSIONES DEL VERANO EN SU DESPEDIDA

  1. El final del verano…. llegó ….. Y quizás haya alguna partida dolorosa , sin saber hasta cuando esa ausencia recordarás. Pero sabes que ese recuerdo que te hace volver al lugar cada día, quedó en el corazón y eso nunca se olvidará… y dime ..dime Antonio , tu que sabes de reflexionar, si lo que pasas por el corazón sucede o no en realidad….
    El final del verano llegó ..y ese ,o esos recuerdos nunca…nunca..se olvidarán… ojalá para el protagonista de tu relato ,y para todos, el próximo verano nos de de nuevo una oportunidad para la esperanza…una nueva oportunidad para recordar…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s