LARGAS COLAS PARA REGRESAR A LA BIBLIOCASETA

A veces se reciclan los males, transformándose en bienes, no es lo normal, pero a veces ocurre. Ha pasado esta mañana en Ciudad Rodrigo. Si hace pocos días ardían intencionadamente los libros de la bibliocaseta, dejándola completamente huérfana, pues sus personajes tuvieron que salir de estampida, hoy han regresado ordenadamente, eso sí sufriendo largas colas.

El vandalismo, que esa noche pretendía acabar con este espacio cultural encantador, avivó la ilusión del grupo de personas dueñas de esta maravillosa idea, brindándonos, a todos los que hemos estado presentes,  un acto maravilloso.

Un acto celebrado el día de la Constitución: ¡qué difícil llenar de contenido práctico este día!. Hoy a través de la bibliocaseta, la aventura literaria y la experiencia incendiaria, han permitido a todos los asistentes, reflexionar, utilizando la práctica, acerca de los valores constitucionales.

Representa un espacio cultural, un faro desde el que irradian destellos de libertad, de compartir libros, lecturas, proyectos, de respeto, igualdad y especialmente de convivencia. Estos y muchos más valores se han sentido sobrevolando la Glorieta, una mañana anormalmente primaveral, que ha resaltado aún más este emotivo acto literario.

No ardieron las palabras, salieron sin rumbo, despavoridas, pero pronto han vuelto ordenadas, como los escritores quisieron ordenarlas para contar historias. Gracias a la gran generosidad de muchos farinatos nuevamente han regresado los libros y sus personajes a donde solo debieron salir, para ser disfrute de los lectores. Alguno de ellos llegó con más de un chamuscón en su vestuario y algún que otro tizne en la cara.

Una vez instalados los personajes en su espacio, espero que de vez en cuando os vuelvan a sacar a pasear tranquilamente por la ciudad, una ciudad para muchos desconocida, pero que tiene mucho que aportar y que estoy seguro que a más de uno le hubiese gustado añadir una aventura en estas tierras.

De momento, a pesar de la limpieza extraordinaria de los operarios municipales, el  olor a humo le recordará durante un tiempo la aventura vivida. Debéis estar orgullosos por la rapidez, entrega e ilusión que han demostrado este grupo humano por recuperar lo que se quiso destruir en un tiempo récord. Muchos farinatos esperaran de vosotros recibir lecciones de libertad, de igualdad, de  compartir, de  ilusionar, de llenar de sentido al tiempo, de creatividad, de educar y especialmente lecciones de convivencia.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s