LAS CIGÜEÑAS OKUPA

Debió ser en la década de los años setenta cuando construyeron una casa-chalet muy cerca de la antigua N-620. Construcción muy original por su enorme balconada alrededor, que le permitía contemplar un entorno maravilloso rodeado de encinares.

Para ocultar la transitada carretera, plantaron en la entrada una enorme chopera, que sorprendentemente creció con ritmo vertiginoso, para estar en una zona donde las encinas son los árboles mejor adaptados.

El tiempo y sus circunstancias, modifican los escenarios demasiado rápido. La nueva autovía se acercó demasiado a la chopera. Poco a poco la vida de la casa comenzó a languidecer, engordando al mismo ritmo la actividad del área de descanso de la autovía, justo enfrente de la chopera.

Abandonada la casa, los chopos parecieron deprimirse, pues poco a poco fueron perdiendo su lozanía. Dejaron de tener los cuidados de poda, pasando a ser una arboleda con demasiadas ramas viejas, que la afeaban especialmente en el otoño, que es cuando más bonita se ponía.

Leer artículo completo en La Gaceta digital

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s