LOS LIBROS TOMAN LA CALLE EL ROLLO

Durante muchos años, los domingos era día de mercado en la calle El Rollo. Los hortelanos se acercaban a vender frutas y verduras los domingos por la mañana, colocando su mercancía en el suelo, utilizando su calidad como herramienta publicitaria. La llegada de nuevos hábitos de consumo y comerciales se llevaron por delante estas actividades, que además de llevar a los bolsillos de los sufridos hortelanos unas pesetillas, conseguían que en la calle hubiese vida.

Buena idea ha tenido el ayuntamiento de ubicar la feria del libro en esta calle. Calle que reúne gran cantidad de puntos  a su favor para celebrar este tipo de eventos. Tiene amplitud, desde  La Glorieta hasta la Encañería (donde se iba a buscar agua utilizando una larga caña hueca) es una calle que invita a pasear.  Tiene actividad diariamente, está situada entre la ciudad y los arrabales, lugar de paso de mucha gente y por último ahora es calle de librerías.

Han salido los libros a la calle, es importante que muchos de sus personajes la vuelvan a pisar, pues  desde que su autor los dejó en la editorial, para pasar después a las librerías, a las bibliotecas, a los hogares de los lectores, la mayoría viven alejados de la realidad. Durante dos días han convivido con la gente de la calle, con autores, con músicos, creando un espacio cultural muy interesante. Esta era la opinión de la mayoría de la gente que se ha acercado a la calle El Rollo.

Y lo más importante, es que muchos libros que salieron de las librerías, no volvieron a las estanterías, viajando de la mano de los visitantes, para iniciar nuevas aventuras. En estos tiempos donde el papel pierde fuelle, que los libreros digan que ha sido buena feria, es una muy buena noticia.

La Aldea, también aportó su grano de arena a la feria. Instalada su carpa delante del antiguo café Moderno, quizás pretendiese con sus pasapoemas, sus tarjetas mensajeras, su música… remover los viejos espíritus del viejo café, para que también saliesen a contemplar su calle, pues no en vano en este lugar, convivieron durante muchos años personajes perfectamente entrenados para protagonizar la próxima novela de cualquier escritor.

Actividades de radio, talleres para niños, Katua teatro y las flores pusieron brillo a una actividad cultural donde los protagonistas fueron los libros, autores y músicos de aquí. Cuando hay imaginación y ganas, con poco lo mucho que se consigue, me imagino que el presupuesto ha sido pequeño para lo bien que ha resultado.

Con actividades de este tipo la trama Gürtel habría tenido poco recorrido.

Anuncios

5 comentarios en “LOS LIBROS TOMAN LA CALLE EL ROLLO

    1. Comprendo mi gota de optimismo, que de esta forma no habría habido corrupción, pues no. Pero esa trama organizaba macroeventos con enormes presupuestos , sacando sus comisiones. Hace falta Manolo, un poco de optimismo para digerir las noticias de estos días.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s