NAVEGANDO EN UN MAR DE ENCINAS (A la abuela Mari en el día de su cumpleaños)

Las escasas lluvias de mayo, hacen auténticos milagros en la floración de las plantas. Las agradecidas amapolas, rápidamente marcan su territorio, delimitando claramente las parcelas con sus lindes rojas. Los caminos se tiñen de morado, pequeñas flores diminutas se apresuran a tapizar unos días el espacio que queda entre las roderas de los caminos para hacerse notar.

A ambos lados del camino, los jaramagos pintan de amarillo demasiadas parcelas baldías, donde en algunas, pasta el ganado. Caminando hacia Carpio de Azaba, pensaba que mayo es el mes del rojo y amarillo, la bandera de España  y el morado del pendón de Castilla y León. Banderas que tan solo salen a ondear en las fiestas de los pueblos, de ello daban fe en Carpio, cuyas fiestas se habían celebrado recientemente.

La antigua carretera nacional 620 es una buena vía para ciclistas, cogerla en dirección a Portugal te lleva por una penillanura rota por regatos, la vía, pequeños altozanos de hierba ya amarillenta, devorado ya el verde por la pertinaz sequía.

Llegué a Carpio, puerto de embarque hacia el mar de encinas, que deseaba  surcar como  naufrago a la deriva,  siguiendo la estela de caminos y  roderas por donde se movieron  caminantes, carros y carretas.

Dejando atrás el cementerio, el camino te lleva directamente a perderte y disfrutar de un maravilloso paisaje de fincas recubiertas por encinas centenarias. Aldeanueva, Hincapié, Pascualarina, Martihernando,Las Carboneras, son algunas de las fincas que forman este mar de encinas, que la rivera de Azaba se encarga de que tenga un poco de agua.  Quizás le impresionase en su momento a  Miguel de Unamuno, gran aficionado a pasear entre encinares, dedicándole un precioso poema que empieza con esta estrofa:

En este mar de encinas castellano
los siglos resbalaron con sosiego
lejos de las tormentas de la historia,
lejos del sueño.

Leer artículo completo en La Gaceta digital

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “NAVEGANDO EN UN MAR DE ENCINAS (A la abuela Mari en el día de su cumpleaños)

  1. MONTSERRAT

    ME EMOCIONA LEER ESTE RELATO.
    BONITA NAVEGACIÓN A TRAVÉS DE NUESTROS QUERIDOS ENCINARES.
    LO QUE MÁS , LO QUE MÁS EL RECUERDO HACIA MARI…
    GRACIAS PRIMO.
    UN BESO PARA ELLA, TAN BONITA QUE ES.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s